MoviCity

E-mail: guatica@gmail.com Twitter: @jiballesterost Facebook: www.facebook.com/jiballesterost

jueves, 20 de septiembre de 2007

Ciudad inhumana…! La matriz…!

Jorge Iván Ballesteros Toro
guatica@gmail.com
www.movicity.blogspot.com

Cuando caminamos y nos detenemos al cruzar el andén sin pensar en sus peligros, quizá modifiquemos por un instante nuestra forma de observar el mundo y de mirar calle arriba y calle abajo, viene o no viene un carro.

En la vida real, con los lentes puestos podríamos pensar: viene o no viene un potencial asesino en una máquina observando por su parabrisas a más 30 kms, con el pie en el acelerador, la mano izquierda sobre el manubrio y la derecha sobre la palanca de cambios. Al mismo tiempo en la emisora el Presidente diciendo “tranquilos muchachos, vayan con Dios que él les dará el perdón y olvido”, por una ventana una persona ofreciendo golosinas y por la otra ofreciendo limpiar el parabrisas, y otra voz detrás vendiendo el sensacionalista con la atención “Doctor, va llevar El Diario”.

En la acera María cruza pacientemente, su falta de visión y la necesidad de llegar a la otra esquina a esperar el bus que la llevará a cita con su médico para curar su osteoporosis no da espera. El sistema de salud la obliga a ir cada mes, previa reserva de su cita, si no llega a la hora exacta fijada para la cita, le tocará otra vez llamar a su nieto para reservar cupo. Más filas, más tiempo, cada día más enferma. En la calle las hojas de un viejo Samán se elevan, el semáforo cambia de rojo a naranja, la percepción de Acelerator envía desde el hipotálamo químicos que empujan su pie derecho sobre el acelerador a fondo, mientras la caja de cambios pasa de neutro a primera y las revoluciones puntean las 8000 mps. El semáforo pasa a verde. Con sus noticias, el parabrisas limpio, El Diario en la silla derecha, destapando un chicle, recibiendo una llamada al celular, inicia la marcha.

En cuestión de un instante de tiempo nuestra Abuela grita desde lo profundo de sus 70 años de historias, cuentos, consejos, la mejor comida (sin salsas ni químicos, ni nada parecido, con decir que los perros y las hamburguesas no existían), la tradición, los juegos, la visita de media mañana y algo, la mecedora, las matas, la casa grande de bareque, los huevos y gallinas de campo, y piensa cuantos más…

La abuela y Acelerator se cruzan. Ella con su ceguera y experiencia acumulada, y él con su afán y sed de consumo.

Nota: Este sábado 22 de septiembre de 2007, Día Mundial Sin Carro, 1500 ciudades y 40 países. Por nuestros abuelos y los niños del mañana. De forma voluntaria deja el carro en casa y disfruta del futuro.

Pereira – Risaralda – Colombia, 20 de septiembre de 2007
La imagen es la usada en jornadas anteriores del Día Sin Carro por varias organizaciones, entre ellas www.ciudadviva.cl.
Respeto a los derechos de autor.

No hay comentarios:


sombras