MoviCity

E-mail: guatica@gmail.com Twitter: @jiballesterost Facebook: www.facebook.com/jiballesterost

miércoles, 21 de abril de 2010

El Día sin Carro, un espacio de tranquilidad y buen descanso.

Por Jorge Iván Ballesteros Toro (22-Abr-10).

Cada año se lleva a cabo en varias ciudades del mundo las jornadas de Día Sin Carro como un espacio de construcción de ciudad, fundamentado en la sensibilización ciudadana. Cada espacio territorial ubica condiciones y regula de acuerdo a sus necesidades prioritarias. El Concejo de Medellín mediante Acuerdo 21 de 2008 institucionalizó el día social y ambiental Sin Carro en Medellín, para lo cual estableció que se llevaría cada año el 22 de abril como un homenaje al Día de la Tierra.

Este acuerdo municipal se propuso los siguientes objetivos: disminuir en los niveles de contaminación ambiental producida por ruido y gases contaminantes emitidos por vehículos automotores; reducir el índice de accidentalidad vial en la ciudad; contribuir con el mejoramiento de la movilidad del transporte público; sensibilizar a la ciudadanía sobre la problemática asociada con el reducido uso del transporte público; promover alternativas de desplazamiento particular y masivo menos traumáticas para el ambiente; generar pedagogía social en torno a la protección del medio ambiente, el uso adecuado de los recursos naturales, la seguridad vial y la salud, como obligaciones fundamentales de corresponsabilidad ciudadana.

Lo anterior tiene sus consideraciones y observaciones, positivas y propositivas, pues esta jornada, que se lleva a cabo en más de mil ciudades el día 22 de septiembre desde el año 2000, y que para el caso de Bogotá se lleva el 1er miércoles de febrero de cada año por decisión de los ciudadanos mediante referendo, invita a meditar sobre las actuaciones del hombre y su relación con ese puntico azul -Carl Sagan-, ese que su diámetro Ecuatorial es de 12.756,5 km y cuyo diámetro Polar es de 12.713,7 km, ese que bautizaron "La Tierra". Del Día Sin Carro, quien resulta más agradecido por cada minuto, por cada espacio-tiempo de reflexión que exhala “uffff, ya estoy mamada, venga, venga, paren un momento, cojo aire”, es el geoide. Es como si el planeta se detuviera, inhalara, exhalara y gritara a los demás planetas y galaxias “que buen descanso”.

Para el caso de Medellín decimos que es el Día Sin Carro, es como sí preguntáramos ¿Cuantas horas tiene un día? 24 horas, o me equivoco; pues, la jornada inicia a las 6:00 hrs y finaliza a las 18:00 hrs, como quien dice “medio día”. Pero 12 horas, en el marco de 8.760 horas aproximadas que tiene un año, son suficientes para expresar, por medio de hábitos de vida saludables y cultura de la movilidad sostenible “se siente bien un Día Sin Carro, se siente tranquilo, que buen descanso”.

Nos podemos imaginar, y preguntar ¿Qué bueno sería que esta jornada de tranquilidad y aire limpio se repitiese constantemente? Y La Tierra dijo “Ciudadanos de Medellín y el Área Metropolitana, gracias por este día, nos vemos el otro año, o cuando ustedes me inviten”.

2 comentarios:

Jorge Iván Ballesteros Toro dijo...

Cómo nadie comenta, me toca autocomentar. El 22-Sep-10 Se viene el Día Sin Carro en Pereira, Dosquebradas, Marsella y La Virginia. Buena iniciativa, buena alegría.

lully dijo...

Valdría la pena repetir esto para Medellín. REcientemente lo hizo Bogotá y fue todo un éxito.

Hugs!!


sombras