MoviCity

E-mail: guatica@gmail.com Twitter: @jiballesterost Facebook: www.facebook.com/jiballesterost

jueves, 1 de julio de 2010

Pereira, un Uno de julio a las 10:35 en Invico.

Por: Jorge Iván Ballesteros Toro (01-Jul-2010)

Las señales de tránsito se realizaron para respetarlas, para “prevenir” que suceda un mayor número de accidentes, eso creo, o creía hasta las 10:35 hrs del Uno de julio de 2010. Ahí estaba, sobre mi bici a un metro de la acera, esperando el cambio del semáforo en el cruce del sector de Invico, pero en un instante, el espacio de ese sitio cambio.

Dos Colombianas, por su fenotipo, dos mujeres Emberá de 60 y 10 años aproximadamente, cruzaban como peatones de occidente a oriente desde la Av. Circunvalar en dirección hacia la iglesia San José. La señora cogía la mano derecha de la niña, mirando a lado y lado, en una carrera para evitar ser atropelladas en esta selva de cemento. En este espacio tiempo, en dirección norte a sur por la calle 14, un carro de tipología taxi aceleraba mientras varios semáforos estaban en rojo. Fueron 2 a 4 segundos ¡ufff…! ¡Pum…! ¡Crasch…! La señora y la niña cayeron sobre el pavimento, el carro con su bomper arrugado se detuvo. Dos personas inmóviles.

La reacción no se hizo esperar, peatones y ciclistas que estaban alrededor acudieron al instante para brindar auxilio “Están vivas, súbanlas a un carro” “No las muevan que puede ser peor, esperemos que llegue la ambulancia”, “- Ya llamaron la ambulancia. – Sí, sí…”. Minutos de tensión, llamadas y llamadas de auxilio, rodeo y preguntas “¿Qué pasó?”. Al mismo tiempo el tráfico de carros era inquieto, sus conductores vislumbraban algún tipo paranoia y psicosis, en su manía esquizofrénica hacían resonar las bocinas de sus carros, pitos y gritos “déjeme pasar que voy de afán” “por ahí cabe el carro, déjeme pasar” pitos y más pitos, “¿Qué pasó?”, poco o nada se inmutaban por el suceso. Mientras ciudadanos de verdad auxiliaban a las víctimas, los otros, en sus carros embestían a las víctimas y quienes estábamos auxiliando. Signos vitales, las dos mujeres seguían con vida.

A los 5 Minutos del accidente arribó la Policía y los Guardas de Transito, y a los 10 minutos una ambulancia de la Cruz Roja llegó y realizó la atención, cuellos ortopédicos, camillas, ambulancia. Hacia alguna clínica. Por fortuna las dos mujeres subieron a la ambulancia con vida, esperemos el trauma no pase a mayores y su recuperación sea positiva.

De estos hechos quedan preguntas ¿Quién tiene más prelación en la vía, un carro o un peatón? ¿Quién es el más beneficiado en la vía según el Código de Tránsito –Ley 769 de 2002-? ¿Cómo estamos educando en el respeto a las señales de tránsito? ¿Cómo están operando los centros de enseñanza para formación de instructores y conductores? ¿Bajo qué condiciones se entrega una licencia de conducción? ¿Cuáles son los hábitos de conducción de los conductores en la vía? ¿Cuáles son las trampas de la velocidad? Y vale la pena señalar ¿Cómo y para quién estamos construyendo nuestras ciudades? Ciudades para los carros o ciudades para la gente.

sombras