MoviCity

E-mail: guatica@gmail.com Twitter: @jiballesterost Facebook: www.facebook.com/jiballesterost

domingo, 22 de abril de 2012

Reflexión sobre el Día Sin Carro


Por: Jorge Iván Ballesteros Toro[1]

La mayoría de las personas con carro y del sector gremial sienten un rechazo total por esta medida, la cual conlleva a dejar esta máquina tan solo una pequeña parte del día. No ocultemos realidades. Según el documento Conpes 3344 de 2005, el transporte terrestre genera el 86% de las emisiones totales en Colombia, además observando cifras encontramos que en el año 2010, Antioquia generó 759 muertos en accidentes de tránsito (En: Fondo Nacional de Prevención Vial) y para el caso de Medellín tenemos que fueron 293 muertos y 21.318 heridos (En: Secretaria de Transportes y Transito de Medellín).

Calle 10 a la altura de Guayabal.
Durante las 11 horas, que algunos dejan el carro en casa, debemos pensar. Este no es un día cualquiera del año, tampoco debemos salir a celebrar con fulgor y devoción, debemos meditar en las consecuencias que tiene el carro, y en los impactos adversos para los seres humanos y para el medio ambiente.

Por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud estima que un indicador adecuado de espacio público debería ser de 15 m2 por habitante, para el caso de Medellín escasamente llegamos a 4 m2 por habitante. Estos datos contrastan con las vías disponibles para el transporte motorizado que ocupan cerca de 12.000.000 m2, que divididos sobre un parque automotor de 1 millón de vehículos (carros y motos) tenemos que cada vehículo ocupa 12 m2. Si comparamos, el transporte motorizado privado que representa el 17,7% del total de viajes tiene más espacio que los no motorizados como peatones y ciclistas que representan el 31,3% del total de viajes.


Este “día”, entre comillas por que no es un día completo de 24 horas sino 11 horas, las cuales son equivalentes al 45,8% del tiempo de un día y al 0,13% del año, es realmente algo significativo. Este espacio nos debe llevar a reflexionar, dado que día a día el Valle de Aburrá genera aproximadamente 1.950 toneladas de monóxido de carbono (CO) por causa del transporte motorizado, lo cual conlleva a agravar las infecciones respiratorias agudas y otros problemas de salud asociados a esta causa, la cual provoca en Colombia 6.000 muertes anuales (En: Análisis Ambiental País Colombia).

Si realizamos una proyección sobre el número de carros nuevos que ingresan por día al Valle de Aburrá, encontramos que la cifra supera el número 100, así es fácil comprender que los días no serán iguales pues que cada día tendremos nuevos tacos y los que existen empeoran, lo cual se traduce en una reducción de los tiempos de viaje y con ello la productividad se ve afectada. Esta proposición nos debe llevar a pensar que se debe mejorar el servicio de transporte público y construir más y mejor infraestructura para peatones y ciclistas.

El Día Sin Carro deberá ser una excusa para sensibilizar sobre la violencia víal que día a día se incrementa, podemos observar en la web como un conductor intento arroyar con un camión a un obrero en San Diego o como una conductora envistió un taxi en El Lleras. Estos problemas son manifestaciones de la necesidad del tiempo, que se agrava con la congestión incentivada por más carros en las vías. Es bienvenido tener presente que las motos son generadoras de un problema de salud pública y para ello se deben generar medidas.

Es un Día Sin Carro donde los gremios exponen que se dejarían de tranzar 50 mil millones de pesos, pero esto es erróneo, pues en términos económicos las actividades que no se realizan en X día se realizan en otro día; además quien está sujeto como consumidor que preciso ese día se debe comprar algún objeto, deberían observar de mejor manera el balance de PyG mensual y anual para determinar que sucede realmente, caso contrario son pendejadas. Puede ser la oportunidad para que el comercio brinde promociones y atraiga clientes. Opciones en materia económica hay muchas, pero en términos de protección del medio ambiente y recuperación del espacio público muy pocas.

Brindemos por este día como otro día más del año y aprovechemos para sensibilizarnos sobre el papel que tenemos como especie y sobre las acciones que estamos realizando como humanos para protegernos a sí mismos y a las demás especies.

---------------
Colofón

Celebrar, si, celebrar que el 22 de abril es el Día de la Tierra y que el 23 de abril es el Día del Idioma y que para atender el Día Sin Carro debemos aprender a hablar sobre este acto conmemorativo y sus impactos, los cuales se focalizan en la educación por una cultura ambiental.

Tener carro no es malo, lo malo es la forma como se usa y la segregación socioespacial que genera.


[1] Administrador del Medio Ambiente, Prof. Universidad de Antioquia, Apoyo Coordinación Colectivo SiCLas y apasionado por la bici como medio de transporte y recreación.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Desafortunadamente es un día para que reflexionemos sobre el vehículo los de ruana como decía Santofimio, porque no seamos tontos al pensar que estas medidas las adoptaron gente que va a cojer bus o metro hoy; lo van a hacer pero a las 10 u 11 am y llamando a todos los medios para que los graben montando en bus o metro. Este no es un país de normas sino de excepciones a la norma, así que hoy no transitamos los normales pero si eres del esquema de mi coronel, es que yo soy vehículo de representación del sùper gerente fulano de tal, como este carro es blindado, como este carro es de la secretaria de tal, como yo soy capitan, sargento, patrullero, etc. Finalmente tenemos que buscar una buena patente de corzo para poder entrar dentro de las excepciones a la norma.


sombras